Presupuesto Municipal de Roca 2019: Ajuste, mentiras y nula sensibilidad social

En la audiencia pública que se realizó en el Concejo Deliberante de Roca, un grupo de dirigentes de Juntos, hizo un pormenorizado desglose del presupuesto elaborado por el Intendente Martín Soria. Consideraron que “este es un presupuesto de ajuste”, luego de contrastar el 18% de aumento proyectado en los gastos para el 2019 frente a una inflación rondando el 35% . Además, adelantaron que “en el presupuesto original elevado al Deliberante se muestra un dibujo con valores que parezcan ser políticamente correctos, pero después sistemáticamente cada año la verdadera ejecución de esas partidas muestra otra realidad”. Para sustentar esa acusación, recordaron que en el presupuesto del 2017, para redes de agua, eléctricas, de cloacas y de gas, se habían reservado en el presupuesto 7,5 millones de pesos, pero se ejecutaron 409.000 pesos. Apenas el 5%. 20 veces menos de lo que habían presupuestado.

Otra variable preocupante, es la dependencia record del municipio de Roca de fondos de origen Nacional y Provincial para poder funcionar: 75,5%. Es decir 3 de cada 4 pesos del municipio provienen de Provincia y Nación, lo que representa el nivel más alto de los últimos 15 años.

Demostrar el engaño sistemático de Soria a los concejales y todos los roquenses fue uno de los ejes de las exposiciones de los dirigentes locales de Juntos, como Nelson Ayenao, Mario Mondaca, Juan Cruz Muñoz y Oscar Pereyra.

“La información que debería ser pública –indicaron-, en el Municipio de Roca se oculta, no sabemos (ni los concejales, ni los periodistas, ni ningún roquense) como se está ejecutando el presupuesto 2018. No sabemos si las partidas y las obras que se presentaron y aprobaron en el presupuesto de este año se están ejecutando tal cual se aprobaron”.

Ante este ocultamiento, resolvieron dejar en claro cuál es la situación del personal municipal, donde se dan situaciones extremas, como renovaciones mensuales de vínculos laborales. Lo cierto es que los dirigentes de Juntos dejaron en evidencia que el 57% del personal (731 agentes) revistan bajo la figura de contratados mensuales o agentes bajo regímenes de horas cátedra, quienes “se encuentran en situación de inestabilidad laboral, incertidumbre, y obviamente sujetos a la voluntad del ejecutivo municipal”. En este marco, acotaron que “todo esto, los concejales que dicen “militar por la justicia social”, lo aprueban sin decir una palabra”

En ese sentido, propusieron al deliberante que, “que respetando las condiciones de capacidad e idoneidad para cada puesto de trabajo, se realice un proceso de pase a planta permanente”.

Otro de las ya habituales engaños, es incluir en la partida de obras públicas la realización del plan de las 231 viviendas, de las que apenas de construyeron unas plateas hace años. Tres años se incluyó la obra y nunca se reactivó. Por lo tanto, la partida de 301 millones de pesos para obras públicas que el intendente Martin Soria anuncia cada año entre plausos de sus concejales, al descontarse la obra que no se ejecuta, queda en apenas 72 millones de pesos.

También, los dirigentes de Juntos solicitaron quitar esos 228 millones de la obras de las viviendas porque alteran todos los porcentajes del resto de las partida, y porque todos saben que no se harán. De este modo, el presupuesto de 1.170 millones de pesos, debería ser por 988 millones. “Por eso, nuestra primer propuesta formal, es que se sincere el presupuesto 2019, para que se deje de sembrar falsas expectativas a los roquenses”, manifestaron

PASEOS DE LUJO Y BARRIOS OLVIDADOS
“En el 2017 se gastaron $6 millones en refacciones de 2 cuadras del canalito y solo $409.000 para Redes de Agua, Cloacas y Gas en los barrios y loteos sociales. Queda todo claro. Sobre todo las prioridades de la gestión. Siempre se dijo una cosa y se hizo otra en los últimos presupuestos. Sobre todo se puede comprobar que las obras de alcance social, fundamentalmente las que benefician a los barrios de roca, nunca se cumplieron, ni aun estando presupuestadas”, señalaron los dirigentes.

En este rubro, indicaron que “nuestra propuesta es simple: Para el 2019 otra vez presupuestan 10.000.000 de pesos en paseos comerciales y urbanos. Pedimos que una vez, al menos una vez, por ser el último año de su gestión como intendente, Soria se acuerde de los barrios”, destacaron.

“Pedimos que esos 10 millones para paseos comerciales y urbanos, (que no sabemos cuáles serán, si tienen pensado seguir rompiendo y arreglando el canalito), se destinen a obras de servicios básicos en los barrios y loteos sociales que tanto lo necesitan”, adelantaron en la presentación.

El detalle de la propuesta es:

* Bajar 10 millones de la partida “Paseos urbanos y comerciales” y destinarlos a Redes de gas, de Cloacas y de electricidad en los barrios, y cumplir con la forestacion que debia haberse hecho hace años como complemento de la planta de tratamiento de liquidos cloacales de J.J Gomez que construyo Carlos Soria cuando fue intendente”

Explicaron que “Roca ha crecido hacia los barrios. Y las inversiones en obra pública deben acompañar ese crecimiento. No podemos seguir gastando en los mismos lugares que hace 50 años, como el canalito. Lugares que no están mal, ni son urgentes arreglar, y que sinceramente no le mejoran la calidad de vida a nadie. Tener gas en invierno, poder tirar la cadena y no tener un pozo ciego que desagotar cada 3 semanas, o que simplemente el municipio cumpla con su obligación legal de llevar los servicios básicos a los loteos sociales, eso sí es urgente, porque eso si le cambia la vida a la gente”.

CERO SENSIBILIDAD
En su análisis del presupuesto, los dirigentes locales de Juntos detectaron que el área con más empleados es la Secretaria de Desarrollo Social, con 412 agentes, cuando históricamente –por su dinámica-, era Servicios Públicos la que ocupaba ese lugar. “Que sea la secretaría de desarrollo social la que tenga mayor cantidad de empleados, nos llama poderosamente la atención, teniendo en cuenta que esta gestión municipal tiene CERO sensibilidad social y manifiesta muy poca preocupación por la problemática social y las necesidades de los sectores vulnerables”, señalaron.

Y pusieron manos a la obra para sustentar tamaña afirmación: En 2017, en todas las áreas de contención social, como “violencia familiar”, “niños de la calle”, “niños y adolescentes”, “asistencia al discapacitado”, “consejo de la mujer”, “mejoramientos habitacionales”, “adultos mayores” y “prevención de adicciones”, se gastaron 260.787 pesos en total. Sin embargo, en ese mismo período, Soria gastó 434.095 pesos en “Gastos Protocolares”. Casi el doble que todos los programas sociales sumados.

Para el 2019 gastos protocolares tiene asignado un presupuesto de $548.000, mientras partidas como asistencia al discapacitado tienen $70.000, o aporte a niños y adolescentes $80.000. “Después la realidad muestra que no se termina ejecutando ni siquiera ese poco de dinero que se presupuesta, porque con una simple resolución, el intendente les da otro destino totalmente diferente al se presentó en el presupuesto”.